Marca empleadora: cuanto más digitales más humanos

Contenidos del artículo

Algunos aspectos a tener en cuenta en el desarrollo de la estrategia de Employer Brand de nuestra empresa

La Transformación Digital es mucho más que avances tecnológicos y nuevos palabros; no olvidemos que nuestra empresa no es otra cosa que una organización de personas que persigue un objetivo, esencialmente económico. Este proceso exige un cambio de cultura que, con frecuencia, implica repensar los valores fundacionales y, posteriormente, comunicarlos a todos nuestros grupos de interés. Y el primer interesado en conocerlos, es, sin duda, nuestro empleado. El reto no es fácil: mejorar el compromiso de los que ya están en plantilla, evitar la fuga de talento, y captar a los nuevos profesionales que necesitamos. Y aquí es donde juega un papel importante la marca empleadora.

El reto no es fácil: mejorar el compromiso de los que ya están en plantilla, evitar la fuga de talento, y captar a los nuevos profesionales que necesitamos.

¿Es beneficiosa la Transformación Digital para nuestra organización? ¿Y para nuestros empleados?

La Transformación Digital permite automatizar procesos tediosos o repetitivos y dejar más espacio al pensamiento creativo. Además, el uso de los datos con inteligencia, nos da un conocimiento del mercado y de las nuevas oportunidades inusitado. Por otro lado, atenúa o elimina barreras de entrada a la mayoría de los sectores de actividad y facilita la salida a los mercados internacionales; por mencionar tan solo algunos de sus beneficios.

Sin embargo, cada vez es mayor la percepción de un alejamiento entre las expectativas que han creado los grandes avances tecnológicos y sus beneficios en el desarrollo de las personas y, por tanto, en el devenir de las propias organizaciones.

No olvidemos un hecho: la Transformación Digital supone la destrucción de empleos tal y como los conocemos, ya que ahora muchas tareas se sustituyen por sistemas informáticos cada vez más inteligentes que incluso comienzan a imitar procesos similares de respuesta al pensamiento humano. En este contexto, se exige a los trabajadores no solo formarse en las nuevas herramientas, sino aportar valor desde lo que es insustituible, nuestro potencial de crear.

¿Qué es la marca empleadora?

Una marca es mucho más que nuestro logotipo y eslogan, o que una redacción en la sección de “¿Quiénes somos?” de nuestra página Web. La marca puede indicarnos:

  • Qué solución aportamos a la sociedad (Propuesta Única de Valor o PUV)
  • Qué nos hace diferentes
  • Cómo lo hacemos (cuáles son nuestros valores)

La marca empleadora cuenta con los mismos atributos, aunque pone el foco en nuestro atractivo como organización de personas en la que trabajar. Afecta no solo a los empleados, sino a los candidatos de los procesos de selección y también, a los que se marchan. Al igual que el customer journey o viaje del cliente existe un employee journey o viaje del empleado, y nuestra empresa deja una huella en cada una de las fases.

Al igual que el customer journey o viaje del cliente existe un employee journey o viaje del empleado, y nuestra empresa deja una huella en cada una de las fases.

5 aspectos sobre los que debes reflexionar antes de crear una estrategia de Marca Empleadora

  1. La marca empleadora crea unas expectativas que deben tenerse en cuenta y manejarse cuidadosamente
  2. La marca empleadora debe tener una base lo más realista posible, aunque contenga elementos que inspiren
  3. La marca empleadora debe construirse desde dentro de la organización y teniendo en cuenta no solo nuestra percepción de nosotros mismos, sino como nos perciben nuestros grupos de interés, en especial, los empleados
  4. La marca empleadora debe expresar tanto el valor humano de la organización como el valor que damos a nuestros “humanos”, a nuestros trabajadores.
  5. La marca empleadora no sustituye a los beneficios “tradicionales”. No se puede hablar de salario emocional en nuestra empresa si nuestros salarios económicos no son dignos. No se puede hablar de salario emocional en nuestra empresa si nuestros salarios económicos no son dignos

Es necesario evaluar el nivel de madurez de nuestra relación con los empleados, ex empleados y candidatos, antes de abordar una estrategia de marca empleadora; y en este camino: ¡no hay atajos!

¿Necesitas ayuda con tu estrategia de employer branding?

Pide tu presupuesto sin compromiso

Microrrelato: el futuro del mercado laboral

Cuando salió de la sala de entrevistas, las arrugas de su frente reflejaban su preocupación. Tomó una bocanada de aire y expiró, dejando caer los hombros para aliviar la tensión.

Era consciente de que algunos de sus últimos comentarios en redes sociales no habían tenido el impacto deseado. Varios seguidores habían mostrado su inconformidad con sus opiniones; algunos, incluso, le habían hecho unfollow. Y los haters… bueno, esos siempre tienen pegas. Lo que no sabía era que su creciente impopularidad tendría consecuencias tan evidentes en su IE (Índice de Empleabilidad). Se había desplomado en el ranking. Una debacle.

A los pocos minutos, su teléfono vibró, era una respuesta automatizada. Bajó la cabeza y caminó calle abajo. Los pies cerca del suelo. Los ojos lejos del cielo. El runrún del tráfico aéreo apenas le dejaba escuchar sus pensamientos, y era un alivio.